En este momento estás viendo Dolor de oído y mandíbula: Cuándo deberías visitar a un especialista.

Dolor de oído y mandíbula: Cuándo deberías visitar a un especialista.

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:ATM

La vida moderna, con su ritmo acelerado y sus múltiples desafíos, puede traer consigo una serie de molestias que afectan a nuestro bienestar diario. Una de las más desconcertantes es el dolor de oído y mandíbula, una combinación que puede ser extremadamente incómoda y preocupante.

¿Te ha pasado alguna vez que el dolor en la mandíbula se extiende hasta el oído, o viceversa? En este artículo, quiero abordar este tema de manera comprensiva y clara, ayudándote a entender las posibles causas, cuándo es momento de preocuparse y cómo tratar este dolor de manera efectiva.

Relación entre el dolor de oído y mandíbula

La anatomía de nuestra cabeza y cuello es compleja y está llena de interconexiones. Las estructuras de la mandíbula y el oído están muy cerca una de la otra, y comparten nervios y músculos. El dolor de oído y mandíbula puede estar relacionado debido a varias razones:

  • Proximidad anatómica: La mandíbula (mandíbula inferior) y el oído comparten una relación cercana. La articulación temporomandibular (ATM), que conecta la mandíbula al cráneo, está situada justo enfrente del oído. Problemas en la ATM pueden causar dolor que se siente tanto en la mandíbula como en el oído.
  • Nervios compartidos: Los nervios que inervan la ATM también envían señales a la región del oído. El nervio trigémino, en particular, es responsable de la sensación en gran parte de la cara, incluyendo la mandíbula y el oído. Cuando este nervio se irrita, puede causar dolor en ambas áreas.
  • Condiciones médicas comunes: Varias condiciones pueden causar dolor tanto en el oído como en la mandíbula, como infecciones, problemas dentales, y trastornos de la ATM.

Causas del dolor de mandíbula y oído

Entender las causas del dolor de oído y mandíbula es crucial para encontrar un tratamiento adecuado. Aquí algunas de las causas más comunes:

Trastornos de la Articulación Temporomandibular (ATM)

Los trastornos de la ATM son una de las causas más comunes de dolor en la mandíbula que se irradia al oído. Estos trastornos pueden incluir:

  • Desplazamiento del disco articular: El disco de la ATM puede moverse de su posición normal, causando dolor y disfunción.
  • Artritis: La inflamación de la articulación puede causar dolor en la mandíbula y el oído.
  • Bruxismo: El hábito de rechinar los dientes, especialmente durante la noche, puede tensar los músculos de la mandíbula y causar dolor.

Infecciones del Oído

Las infecciones del oído, especialmente las otitis media y externa, pueden causar dolor que se irradia a la mandíbula. La inflamación y presión en el oído pueden afectar los nervios que también inervan la mandíbula.

Problemas Dentales

Infecciones dentales, muelas del juicio impactadas, y otros problemas odontológicos pueden causar dolor referido en la mandíbula y el oído. La caries profunda o abscesos dentales pueden irradiar dolor a las áreas circundantes.

Sinusitis

La inflamación de los senos paranasales puede causar presión y dolor en la cara, que a menudo se siente en la mandíbula y el oído.

Lesiones y Traumas

Golpes en la cara, accidentes, o cualquier tipo de trauma en la mandíbula o la cabeza pueden resultar en dolor en ambas áreas debido al daño a los tejidos y nervios.

¿Cuándo hay que preocuparse por el dolor de oído y mandíbula?

Es importante saber cuándo el dolor de oído y mandíbula requiere atención médica. Aquí algunos signos y síntomas que indican que es momento de visitar a un profesional:

  • Dolor persistente: Si el dolor dura más de unos pocos días sin mejoría, es importante buscar ayuda médica.
  • Fiebre: La presencia de fiebre puede indicar una infección que necesita tratamiento.
  • Dificultad para abrir la boca: Si experimentas problemas para abrir o cerrar la boca, puede ser un signo de un trastorno serio de la ATM.
  • Hinchazón: Hinchazón en la cara, mandíbula, o alrededor del oído puede ser indicativo de una infección o inflamación severa.
  • Pérdida de audición: Cualquier cambio en la audición debe ser evaluado por un médico.
  • Dolor que se irradia al cuello y cabeza: Si el dolor se extiende al cuello y la cabeza, puede ser un signo de un problema más amplio que necesita atención.

Tratamientos para el dolor de mandíbula y oído

El tratamiento adecuado dependerá de la causa subyacente del dolor. Éstas son algunas opciones de tratamiento que pueden ayudarte a aliviar el dolor de oído y mandíbula de manera efectiva:

  • Aparatos orales: Las férulas de descarga son una solución efectiva para aliviar la presión y dolor en la mandíbula, actuando como un protector bucal. Por otro lado, los alineadores dentales son aparatos de ortodoncia que mejoran la funcionalidad de la mandíbula y pueden reducir el dolor de mandíbula, cuello y cabeza de manera significativa.
¿Sufres dolor de oído y mandíbula? Descubre las causas de este problema, cuándo visitar a un especialista y los tratamientos más efectivos
  • Cirugía: En casos más graves de lesión o trauma, podría ser necesaria una intervención quirúrgica. Intervenciones como la artrocentesis o artroscopia pueden ser efectivos para tratar daños en la articulación.
  • Tratamientos dentales: Las obturaciones, endodoncias o extracciones son algunos de los tratamientos odontológicos recomendados para eliminar el dolor de mandíbula y oído provocado por la infección dental, preservando la salud bucodental y general.
  • Fisioterapia: Esta disciplina puede ser muy efectiva a la hora de tratar trastornos articulares. Existen ejercicios específicos de movilidad que te pueden ayudar a fortalecer y estirar los músculos de la mandíbula, mejorando la función y reduciendo el dolor.
  • Medicamentos: Existen variedad de medicamentos que ayudan a manejar el dolor, como analgésicos, antiinflamatorios o relajantes musculares. Estos medicamentos se deben usar bajo supervisión médica.

Dra. Isabel Alonso, especialista en dolor orofacial en Valladolid

El dolor de oído y mandíbula puede ser una experiencia frustrante y desconcertante. Sin embargo, entender las posibles causas y saber cuándo buscar ayuda médica puede hacer una gran diferencia en la forma en que manejamos este dolor.

Si te encuentras lidiando con estos síntomas, no dudes en buscar el consejo de un profesional de la salud. Juntos, podemos encontrar la causa subyacente y desarrollar un plan de tratamiento que te devuelva a una vida sin dolor.